El tratamiento de las personas que sufren de cáncer requiere un enfoque integral y la participación de varias especialidades y disciplinas de la medicina y de las ciencias sociales y humanas, que cubran todas las necesidades de la persona enferma. El tratamiento médico incluye la cirugía para los tumores o masas sólidas, la aplicación de medicamentos llamados quimioterapia (oral o inyectada) e inmunoterapia y la aplicación de terapias con sustancias radioactivas llamada radioterapia, entre otros.